Una pequeña muestra de la potencia y elegancia del valle de Colchagua…

NOTAS DE CATA 

PETIT VERDI es el miembro más reciente del viña, un vino de sobresaliente y de producción limitada, una mezcla privilegiada de intenso Petit Verdot y potente Cabernet Sauvignon. Ambas cepas producidas en nuestros viñedos ubicados en las faldas altas del microvalle de La Lajuela, en el valle de Colchagua. Su uva se corta a mano y el vino tiene una crianza de año y medio en roble francés y americano. Es un vino con un rico color granate profundo e intensas notas de frutos negros, chocolate con mentas y suaves toques de vainilla. En boca es un vino de entrada elegante, exuberante y sedoso, con un carácter especiado y un paladar jugoso con taninos firmes que deja un final largo y agradable. Es vino de rico color granate profundo presenta intensas notas de frutas negras, chocolate con mentas y suaves toques de vainilla. En boca es un vino elegante de entrada, exuberante y sedoso, con un carácter especiado y un paladar jugoso con taninos firmes que deja un agradable final.

ATRIBUTOS DEL VINO

ORIGEN: Valle de Colchagua, CHILE.

ENVEJECIMIENTO: El vino se guarda durante 18 meses en barricas de roble francés y americano de primer y segundo uso.

RECOMENDACIÓN DE GUARDA: Puede disfrutarse inmediatamente o almacenarse durante veinte años o más en un lugar fresco y seco.

TEMPERATURA RECOMENDADA: 16º a 18º C (61º - 64º F).

DECANTAR: Recomendado, por al menos una hora.

VARIEDAD: 52% Petit Verdot + 48% Cabernet Sauvignon

ALCOHOL: 14° GL ACIDEZ TOTAL: 5 ± 0.3 g / Lt

AZÚCAR RESIDUAL: <4 g / Lt

valle de colchagua

El Valle de Colchagua ha evolucionado en los últimos veinte años, desde una extensión tranquila de tierras de cultivo a ser una de las regiones vitivinícolas más prestigiosas y activas del país. La elevación relativamente baja de las colinas costeras permite que las brisas del Océano Pacífico interactúen con los vientos provenientes de la Cordillera de Los Andes, enfriando el valle y extendiendo el período de maduración de la región, lo que beneficia la preservación de la acidez en las uvas, generando tintos de excelente coloración, gran frescor y muy buena capacidad de guarda.

 

La gran mayoría del vino que se producen en Colchagua son tintos, con una propensión particular a la producción de cepas Carménère, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Syrah.